miércoles, 23 de abril de 2008

¿Porqué son vegetarianos?


Es bien sabido que los devotos de Krishna siguen una alimentación vegetariana. Más que por salud o economía, por religión. Todas las religiones fidedignas nos piden «no matar», y nos traen un mensaje de paz y hermandad. La enseñanza bíblica también nos inspira por una alimentación de respeto a la vida.
Siempre que nuestro maestro espiritual Srila Prabhupada conversó con líderes de diferentes agrupaciones cristianas les pidió que dejaran de lado el consumo de carne. Por estas acotaciones podemos ver que la idea de muchos pensadores y santos de ese credo fué el de abstenerse de ese mal llamado alimento.
Alimento misericordioso
El alimento además de vegetariano debe ser ofrecido al Señor, para que se espiritualice. Ya que todo lo tomamos de Dios, debemos agradecerle el alimento que nos da.
En la Conciencia de Krishna a la comida ofrecida con amor al Señor es llamada
«prasadam» que significa misericordia. Si se come sin ofrecerlo a Él, es un pecado, se ingiere karma, pues muchas entidades mueren cuando se enciende el fuego y se cocina, y también ocupamos algunos vegetales que tenían vida, sin embargo, cuando son ofrecidos a Dios, sus espíritus se benefician.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Las principales escrituras religiosas del mundo ordenan al ser humano vivir sin matar innecesariamente. En el Manu-Samhita, el antiguo código de leyes de la India, se dice: Evítese, pues, el uso de la carne, habiéndose considerado adecuadamente el repugnante origen de la carne, y la crueldad de atar y matar a seres corpóreos, abstengámonos de comer carne.

En la Torá, el libro de leyes judías, se da el mandamiento No matará (Éxodo 20.13). Esto tradicionalmente se mal interpreta como si se refiriera solo al asesinato, pero en hebreo original es lo tirzach (no debes matar) y según el lingüista Rubén Alcalá, autor del Diccionario Completo Hebreo-Ingles, dicha palabra se refiere a cualquier clase de matanza, y no necesariamente al homicidio. Con razón el profeta Isaías (66.3) escribió que el que mata a un buey es como si matara a un hombre.

Aunque la Torá da algunas prescripciones para aquellos que neciamente desean comer carne, es muy claro que la situación ideal es el vegetarianismo. En Génesis (1.29) el Señor ha dicho: Aquí les doy todas estas plantas y árboles que producen frutos sean para su alimentación.

Y en el Corán se dice: Oh hombres! alimentaos de todos los frutos de la tierra saludables y permitidos." (2.163)

En el Bhagavad-Guíta (17.8-10) el Bendito Señor dice: "La alimentación de los que están situados en la bondad es la vegetariana. Los que esta situados en la pasión gustan de alimentos picantes, salados, acres, alimentos que causan enfermedad. Y los que están situados en la ignorancia gustan de alimentos insípidos e inmundos."

En la Biblia se narra la historia de Daniel y sus hermanos, que mientras estaban presos en Babilonia se rehusaron a comer carne y prefirieron alimentos vegetarianos simples. Se dice que la salud de ellos era mucho mejor que la de los súbditos del rey, los cuales comían carne (Daniel 1.8-16).

El sabio Salomón escribió: No estés con los que se ahítan de carne, ni con los que se embriagan con licor. Proverbios 23.20
Los justos cuidan de la vida de sus animales, pero los impíos son de corazón cruel. Proverbios 12.10
"Mejor es la comida de legumbres donde hay amor, que un buey engordado donde hay odio" Proverbios 15.17

No destruyas las obras de Dios a causa de la comida –escribió san Pablo– no es bueno comer carne ni embriagarse con licor. Romanos 14.20,21
"Por lo tanto, si la comida ocasiona la caÌda de mi hermano, no comeré carne jamás, para no hacerlo caer en pecado." Corintios 1,8.13

Según algunos historiadores y teólogos de la temprana Iglesia los apóstoles Pedro, Juan, Mateo, Santiago, seguían una alimentación vegetariana. "Mateo vivía de granos, frutos de árboles y verduras, sin carne" –escribió Clemente de Alejandría. (Paidagogus 2, 1.16)